04 abril, 2013

Ejercicio de escritura: El monólogo interior

Seguramente usted se ha encontrado en más de una oportunidad hablándose a si mismo, con una voz interior. De no ser así, puede que sea un androide (y no de última generación).
Muchas veces en ese diálogo interior nos hablamos sin un orden establecido, avanzamos y retrocedemos, hacemos conjeturas y nos preguntamos.
El monólogo interior es el caos que acontece en nuestra mente, no es un soliloquio. Recordemos que un soliloquio es un discurso que la persona mantiene consigo misma. Uno de los soliloquios más famosos de la historia es el escrito por William Shakespeare para su obra “Hamlet”, donde el personaje principal toma una calavera y exclama: “Ser o no ser, esa es la cuestión...”. (1)


En el monólogo interior hay ruido, miedos, pensamientos enfrentados, dudas...
El monólogo interior es una técnica literaria con la que se reproduce en primera persona los pensamientos de un personaje, tal como brotarían de su conciencia. Esta técnica desempeñó un papel importante en la renovación de la novela en el siglo XX. Se atribuye la paternidad de esta técnica a Édouard Dujardin, autor de "Les lauriers sont coupés" (1888)(2)

Hagamos una prueba de monólogo interior:

¿A dónde llega mi grado de estupidez?
¿Cómo acepté ese 4 roñoso cuando había leído todo el libro? Y encima tuve que aguantar que Andrés y Dario, que ni siquiera lo miraron y que media hora antes de la prueba me preguntaron de qué se trataba, se sacaran un 9 y un 7 respectivamente.
Historia de la Cultura.... %$&.....  me sacás todas las palabrotas juntas.
¿Pero me hubiese parado y dicho ellos no saben ni quién lo escribió? De qué me servía si el 4 ya estaba. Yo soy más digna que ese par de sinvergüenzas que prefirieron el silencio de su nota a la verdad. Además, si una profesora no sabe qué alumnos van a ocupar una silla, problema de ella. ¿Estamos de acuerdo? A otra cosa mariposa. Da vuelta de página y se acabó. Ahora ya sabes quién es quién.



No se si les gustó pero esta es la idea. Escucharnos y escribirlo. Inventar un personaje y hacerlo hablar con su yo interior y su conflicto.
Ahora les queda lidiar con sus palabras a ustedes. Espero que el ejercicio de escritura les sirva y me comenten la experiencia.

Fuentes:
1. Definición de soliloquio - Qué es, Significado y Concepto 
2. Para seguir leyendo sobre Monólogo Interior les recomiendo este otro ejemplo
3. Manual de Técnicas Narrativas de Enrique Páez

Blogalaxia Tags:

6 comentarios:

Rosa Silvestre dijo...

Recuerdo un ejercicio así en el instituto y para mi fue un suplicio hacerlo, ahora sin embargo es diferente incluso me encantaría escribir todos esos debates internos, quizás pruebe a hacerlo. Saludos.

Anónimo dijo...

Gracias Rosa. Es verdad en alguna oportunidad hemos realizado estos ejercicios, pero a veces como una obligación. Las técnicas o ejercicios son para jugar con nosotros mismos y ponernos desafíos. Mi única forma de aprender es probando. Gracias por tus comentarios.

Carlos de la Parra dijo...

Ciertamente.
Escribir implica estructurar, como pudiera hacerse con un platillo o una construcción.
Hay que armonizar y dosificar los elementos, sobre todo tener desarrollo en un estilo que transmita con claridad y capture al lector.
Pero nada supera lo aprendido en el ejercicio mismo del oficio con grados de frecuencia e intensidad.

Zunilda Moreno dijo...

Muy interesantes tus recomendasciones, Cecilia. Tal vez esté más en contacto por aquí que por PH, ya que ando con el tiempo tiranizado.Un gusto reencontrarnos. Te sigo. Un abrazo. ¿No vivías en La Plata?

Alguien lo lee dijo...

Gracias Carlos por tu comentario. Si bien soy una simple aprendiz, me parece bueno compartir algunos ejercicios o técnicas, que como a mí también pueden ayudar a otras personas. Cada día descubro que en este espacio somos muchos los que nos atraen los microrelatos, cuentos y poesías. Nuevamente, gracias por comentar.

Alguien lo lee dijo...

Para Zunilda, amiga de Punto Hispano: Un gusto para mí tener tu visita. Siempre viví en Bahía Blanca, pero en La Plata existe una familia con el mismo apellido, cuyos antepasados tienen un parentesco con los míos. Gracias por tus aportes. Cecilia.