07 julio, 2012

Tatuajes


El primero fue un par de alas de ángel que se grabo en su nuca. Siempre las consideré un símbolo de valentía más que de libertad. Se necesitaba audacia para empezar a volar.

El segundo fue un tiempo después, cuando ya había alcanzado la mayoría de edad y no necesitaba un consentimiento de sus padres. Dos hipocampos fueron tallados en su cintura, junto a la columna vertebral, como si el eje de su vida fuese un “amor fiel”.

El tercer símbolo, fue la vara de Esculapio, símbolo de la Medicina, cuando ingresó a la carrera. Lo perpetuó a la altura de uno de sus ovarios. Marcando una vocación que tenía desde antes de la adolescencia.

La cuarta imagen fue una frase, sobre su tobillo derecho “o juremos con gloria morir”, parte de las estrofas del himno de su tierra, afirman la declaración de libertad. (*)

El quinto grabado fue la Paloma de Picasso, la misma que el artista dibujara el 28 de diciembre de 1968. La Paloma de la “Paz” esta en la parte posterior de su muñeca. Deseo que todo lo que logren sus manos sea para la concordia de las personas y los pueblos.

El sexto tatuaje, lo hizo en el flanco izquierdo de su cuerpo, en el segundo espacio intercostal cerca del corazón y es la firma de su abuelo materno. Allí están sus raíces y sus sentimientos.

Son parte de ella y la forma de sentirse completa.
Seguramente en su alma, existan más tatuajes que en su piel, pero eso es otra historia.




(*) El Himno Argentino dice: …Coronados de gloria vivamos. O juremos con gloria morir. Oid ¡mortales! el grito sagrado: ¡Libertad, libertad, libertad!...
Blogalaxia Tags:

No hay comentarios: